La Escultura Gótica y sus principales características

Del Significado de la Escultura Gótica

La escultura gótica tiene un profundo significado relacionado a la naturaleza del artista, este refleja distintos elementos en los cuales se encuentra el pensamiento del escultor en contraste o coordinación con sus creencias, siempre tomando la influencia románica como una de sus principales bases, agregando elementos humanizados y románticos en sus formas, buscando retratar incluso la anatomía del ser humano como una creación divina de dios.

En estas esculturas se puede denotar una expresividad notable y dramática, donde se puede distinguir la alegría, la tristeza, el dolor o cualquier expresión que el artista busque comunicar, ya que este estilo es uno de los más expresivos y poéticos que existen, buscando transmitir la sensibilidad o fragilidad que comprende la faceta sentimental del ser humano y sus múltiples estados de ánimo, retratando a la humanidad en su estado más puro de existencia y visión de la libertad de expresión. 

La escultura gótica busca retratar una anécdota o historia épica encerrada en la misma expresión de la escultura, llevando a tal punto la expresividad que puede tocar lo satírico, e incluso lo obsceno, este tipo de escultura busca desplazar el contexto frío de la arquitectura, introduciendo un mayor naturalismo.

La escultura gótica tiene un profundo significado relacionado a la naturaleza del artista, este refleja distintos elementos en los cuales se encuentra el pensamiento del escultor en contraste o coordinación con sus creencias, siempre tomando la influencia románica como una de sus principales bases, agregando elementos humanizados y románticos en sus formas, buscando retratar incluso la anatomía del ser humano como una creación divina de dios.

De las Características de la Escultura Gótica

Entre sus características más fundamentales existe una dependencia del elemento arquitectónico, adhiriendo de forma importante elementos del periodo romántico, sin embargo, se comprenden varios cambios, como la inclusión de la fauna y flora en lo que deberían ser los capiteles puestos en las bases de la fachada, los pórticos pasan a ser arcos con relieves muy marcados, provistos de una gran cantidad de detalles.

El altar superior se compone de retablos que van aumentando su complejidad, materializando elementos pictóricos o escultóricos compuestos de madera policromada. Las esculturas de forma redonda se independizan de las paredes buscando posicionarse de forma más autónoma. Se introduce una estilización de las columnas y parteluces estableciéndose de forma más esbelta, buscando ser más dinámicas. 

Se considera que el pórtico oeste de la catedral de Chartres, es el ejemplo más marcado del gótico, representando una revolución en el estilo y un modelo a seguir para las generaciones futuras de escultores, quienes provienen en su mayoría de la región de Borgoña. La influencia que ha planteado los modelos clásicos se puede evidenciar en la forma de los pliegues de las túnicas y en el grupo de visitantes de la catedral de Reims.

Publicado en: Arte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *